lunes, 28 de octubre de 2013

Red Faction II

Probablemente si lleváis mucho tiempo leyendo cosas de videojuegos os suene el nombre de Red Faction, y probablemente ni siquiera lo habréis jugado como me pasaba a mí hasta que me puse en ello hace unos cuantos meses, y es que Red Faction es una de esas sagas que le suenan a todo el mundo pero nadie ha querido explorar profundamente, y la verdad es que no os perdéis nada.



El primer Red Faction que ya visteis analizado aquí era un juego extraño. Era como si al principio te invitara a interesarte por una obra maestra del género y a los dos segundos todo se convirtiera en un mata-mata pasillero. A menos que esté mentalizado de antemano, no me gusta cuando en un FPS te dan un arma a los dos segundos de empezar. De hecho, recuerdo con especial ilusión el tutorial que te enseñaba de qué iba a ir la cosa y cómo te presentaba esas misiones de infiltración tan curiosas que no aparecían hasta bien avanzada la partida. Red Faction II es bastante más soso, y bastante menos ambicioso, aunque jugablemente sea mejor FPS que el primero.

En el análisis del primer juego decía que Red Faction no era un mal juego pero que estaba como muy desaprovechado. Muchos sabréis que Red Faction destaca por su Geo-Mod, una tecnología que hacía los escenarios destructibles como no se había visto antes. De hecho Red Faction y Red Faction II más que juegos por sí mismos parecen excusas para probar el Geo-Mod. Le achacaba al primero que no explotara más ese recurso, y que no presentara un arsenal de armas mucho más explosivo que permitiera ver los efectos del Geo-Mod en su máximo esplendor. Red Faction II precisamente solventa eso, y la destrucción del escenario va más allá del mero efecto visual y se utiliza también para avanzar durante el juego en muchas ocasiones. No serán pocas las veces que nos encontremos con cuatro paredes cerradas y tengamos que salir tirando tabiques para seguir con el juego.

El Geo-Mod no entiende de puertas

Gráficamente ha sido mejorado, y la IA se acerca mucho más a lo "humano". La razón es que hay un modo "multjugador" que no es tal porque sólo permite enfrentamientos con bots, como si se hubieran quedado a medio desarrollo, y eso que el primer juego tenía modo online. Por otra parte la historia es mucho más sosa y, como dije, es un juego mucho menos ambicioso. Nos limitaremos a avanzar destruyendo todo (se han eliminado aquellas partes de infiltración) y presenciando un argumento de lo más típico que se divide en pequeños mapeados con una duración ínfima similar a la que podemos encontrar entre checkpoint y checkpoint de un juego del género, eliminando la posibilidad de grabar partida para equilibrar la cosa.

¡¡¡UHP!!!

Volveremos a usar distintos vehículos que mejoran la experiencia del juego notablemente. Todo lo que es salirse de la estructura básica del juego le viene muy bien, incluyendo fases especiales donde tendremos que dar lo mejor de nosotros mismos usando el rifle de francotirador o cualquier otra cosa que nos tengan preparada, pareciendo más un minijuego que otra cosa. Son pequeños fragmentos que te sacan de la monotonía y que elevan el valor de Red Faction II, pero se ven como algo anecdótico.

La mejora gráfica es bastante palpable

Sin haber probado el Guerrilla, no tengo duda de que de momento el mejor juego de la saga es el Red Faction: Armageddon, juego al que alabé y que probablemente tengáis porque ha salido en unos cuantos millones de bundles. Ya podéis ir escupiéndome porque todos aquellos que siguieron la saga Red Faction "al día" tienen al Armageddon como la desgracia más grande habida y por haber. Lo mejor es que lo juguéis y os forjéis vuestra opinión antes de coger la de la mayoría.

4 comentarios :

  1. El guerrilla en mi opinión es mejor que el Armageddon xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que fue el salto definitivo. Me gustó tanto el Armageddon que en cuanto pude me hice con los otros, pero los dos primeros... bleh

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Y el del PES! Que no voy a haberle echado horas para nada!

      Eliminar