sábado, 25 de octubre de 2014

Giana Sisters: Twisted Dreams

Un juego independiente de plataformas en pleno 2014 y que merece de verdad la pena.



Pues sí, porque antes los juegos de plataformas eran los AAA de los videojuegos, y desde la llegada de las tres dimensiones se les acabó el chollo. Sin embargo, tenemos un gran catálogo de juegos de plataformas en lo ahora conocido como 2.5D, y he jugado a varios de ellos (por aquí habéis visto alguno como el remake de Castle of Illusion) como para darme cuenta que rara es la vez en la que uno de estos juegos consigue aportar sensaciones sobresalientes. Giana Sisters: Twisted Dreams tampoco se va a convertir en vuestro juego favorito, pero es probablemente el mejor plataformas puro que he jugado en 2.5D.

El juego desarrollado por Black Forest Games (DieselStormers) hace tantas cosas bien que uno no sabe muy bien qué decir. Giana Sisters: Twisted Dreams es un juego que recuerda muchas veces a cosas que suenan tan bien como los Sonic de Mega Drive o los Donkey Kong de Super Nintendo, y eso es mucho decir. No, en ningún momento los iguala, pero el hecho de estar jugando al juego y que te vengan a la cabeza esos títulos ya es suficiente premio con los tiempos que corren.

Decidme que veis Sonic aquí

En Giana Sisters: Twisted Dreams manejamos a las hermanas Giana en dos mundos distintos. La niña rubia es capaz de girar sobre sí misma y mantenerse en el aire un largo tiempo, como si se tratara de Dixie Kong. La niña "pelirrosa" se transforma en una bola de fuego y es capaz de atacar a los enemigos que se pongan en su camino, como si de Sonic se tratara. Por supuesto cada una de las hermanas tiene sus propias funciones y peculiaridades que hacen la jugabilidad muy variada.

Decidme también que también veis Earthworm Jim aquí y me casaré con vosotros

Pero lo que de verdad eleva su jugabilidad a puntos notables es el hecho de cambiar entre un mundo y otro. Pulsando un botón cambiamos no sólo el personaje si no el mundo que nos rodea. Los enemigos, las plataformas y todo lo que vemos en pantalla tornará en función del personaje que encarnemos, pero no sólo eso si no que la música también cambiará de un estilo más rock a uno chiptune sin cambiar de canción. La transición entre todo esto es tan rápida como natural.

Lo que veis es el mismo lugar en ambos mundos

Aquí los tres tipos de diamantes que nos encontraremos
Más allá de trampas, enemigos y otras facetas jugables cambiar de mundo afecta a los diamantes que podemos coger. Así, cada hermana podrá coger sus diamantes pero no los de la otra, habiendo también un color común para ambas. Un poco lo que pasaba en Donkey Kong 64 o lo que ocurre con el recién salido Team Indie. Tenemos el número de diamantes que hay en cada nivel por si queremos cogerlos todos, pero es una tarea bastante complicada porque los mapas están llenos de entradas secretas que no siempre son fáciles de localizar.

Giana Sisters: Twisted Dreams es uno de esos juegos que se juegan mejor rápido. Que no exigen de velocidad pero que al jugarlos a cierta velocidad ganan en inteligencia y en diseño de niveles. Es también un poco lo que pasaba en los Sonic, que no eran juegos que te metieran presión con el tiempo y podrías jugarlos calmadamente, pero así lucen un 20 % menos.


Sin embargo, lo que funciona en el juego de verdad es su esencia plataformera. Todo eso que he descrito viene muy bien y sin duda es lo que necesita un juego de plataformas que pretenda irrumpir en los años en los que estamos, pero la realidad es que Giana Sisters: Twisted Dreams me hubiera gustado incluso si fuera un juego de plataformas sin ningún tipo de añadido "ingenioso". Claro, también es cierto que estaría lejos de recomendarlo a nadie que no fuera un amante de las plataformas y hubiera vivido en la era de los 16-bits.

Es un estupendo juego técnica y jugablemente al que le falta un poco de variedad y personalidad en cuanto a sus mundos. Hablamos de muchos niveles pero que no gozan de grandes diferencias visuales entre sí, dando un poco de aire a refrito. Cada mundo nos presenta una batalla contra un jefe de fin de fase de dificultad considerable, o por lo menos acorde con la dificultad de todo el juego, y es que no estamos ante un juego fácil ni mucho menos. Sin embargo, si sufriste la dificultad de serie de los juegos de plataformas de antaño, Giana Sisters no supondrá un excesivo desafío. Si todo te parece de color de rosa siempre puedes optar por el modo hardcore en el cual no puedes morir ni una vez, dándole un tinte todavía más retro.
El pulpo sólo debería existir a la gallega

Sí, me ha gustado pero soy consciente de que no es un juego sobresaliente, y que tampoco lo recomendaría a todo el mundo. Aún así, una pequeña gran joya que muchos habrán desterrado por su apariencia de ser un juego de plataformas 2.5D más.

4 comentarios :

  1. ¡Que bien! Lo tengo de uno de los bundles, en esa laarga lista de juegos sin jugar que estoy intentando reducir. Muy útil tu reseña, ahora me apetece mucho. Seguramente lo juegue mañana.
    Muy buena entrada, saludos fremen.

    ResponderEliminar
  2. Uolo, si me lo pintas tan decente seguramente le eche un vistazo. Me gustan los plataformas oldschool que aún y manteniendo un cierto tributo a los juegos de 8-16bit añaden novedades y giros de tuerca al sistema. Buena reseña!

    ResponderEliminar
  3. A ver, que igual lo he inflado demasiado. A mí me encantó, pero siempre desde haberlo empezado sin esperar nada remarcable de él. Sabía que me iba a gustar, sólo que no tanto.

    Eso sí: "un plataformas oldschool que aún y manteniendo un cierto tributo a los juegos de 8-16bit añaden novedades y giros de tuerca al sistema" es exactamente lo que me pareció el juego xD. Espero que os guste tanto como a mí.

    ResponderEliminar