miércoles, 10 de diciembre de 2014

Boson X

Boson X es un juego gratuíto desarrollado por Ian MacLarty y Jon Kerney. Un runner bastante poco inspirado en comparación a otros juegos del género (y del precio).



Bueno, en verdad es un juego pseudo gratuito, y es que aunque podéis descargarlo desde la página oficial sin pagar un sólo céntimo, a día de hoy tal juego actúa a modo de demo con seis niveles. Lo que ha pasado es que, a pesar de que el juego llevaba un tiempo pululando como gratuito, los desarrolladores han decidido incluir doce nuevos niveles y alguna que otra mejora para venderlo en Steam (a 3€ mientras escribo estas líneas). Este análisis se centra en esa versión gratuita que a día de hoy ha quedado como una demo pero que durante un tiempo fue el juego oficial tal cual.

Y entiendo, dicho sea de paso, eso de la inclusión de una cantidad enorme de nuevos niveles. La razón es que los seis niveles iniciales tienen una curva de dificultad absolutamente descompensada, con saltos de dificultad de un nivel a otro abismales que más que propiciarte esa sensación de mejora te propicia una severa frustración. Cada nivel es un reto, y al ser terminado no produce ningún tipo de satisfacción como ocurre con otros juegos como Bit.Trip Runner (y su secuela) o T.E.C. 3001.


Boson X es un juego a priori simple, pero que se recrea en ese tipo de dificultad casi incontrolable. Manejaremos a un científico (personaje seleccionable entre dos posibles en esta versión gratuita) que debe "pisar" en aquellas plataformas azules con el objetivo de rellenar un contador hasta el 100 %. En ese momento conseguiremos el nivel, pero seguiremos hasta agrandar nuestra puntuación con el único objetivo de escalar posiciones en las tablas de puntuación online que el juego nos sirve. ¿Lo malo? Que al llegar al 100 % tendremos un destello y una serie de efectos visuales que nos despistarán haciendo imposible avanzar mucho más, a menos que nos pille en línea recta.

Iremos apareciendo en el nivel de manera aleatoria. Pensad en ello como un circuito en donde aparecemos en cualquier punto, con distintos carriles que debemos pisar para conseguir ese ansiado 100 %. Al morir, seremos transportados a otra parte del circuito, de manera que tendremos la sensación de que no estamos haciendo lo mismo pero así lo hacemos. Si no conseguimos el 100 % no importa porque el circuito es cíclico y tenemos todas las "vueltas" que queramos para completarlo, siempre y cuando no muramos en el intento (cosa probable).


Todo suena más o menos bien pero falla en algo muy básico, y es que como digo su dificultad pasa demasiadas veces por el azar, o por saberse ese "circuito". Las plataformas se van generando delante de nosotros, las veremos pulular por el cielo y los alrededores para ver cómo se van posicionando conforme vamos avanzando. Imagina el Bit.Trip Runner con la pantalla capada, y que te vayan apareciendo los peligros conforme vas avanzando en lugar de verlos venir desde el principio. El resultado es que muchas veces saltarás porque no tienes otra opción, pero jamás sabrás dónde caes. Tu única posibilidad es morir las suficientes veces como para memorizar el circuito, lo cual nunca me pareció el mejor de los recursos jugables.

Así que no, para nada recomiendo probar Boson X. Desconozco si la versión de pago (o completa, según quieras decir) consigue suavizar esta terrible curva de aprendizaje y todos estos males que lo condenan, pero la verdad es que no tengo excesiva curiosidad por averiguarlo.

1 comentario :

  1. La primera vez que vi el juego, en verdad me dió bastante buena pinta porque tenia los elementos para ser un juego interesante, de hecho lo vi como una especie de Super Hexagon meets Canabalt en 3D, pero si todo ya está prefijado entonces todo se reduce a una fase bonus de Sonic the Hedgehog pero aún más frustrante. Me sabe mal que haya gente con talento ahí fuera y que desperdicien su tiempo en crear obras que tal vez les hagan mucha ilusión, pero que al final del dia no dejan de ser ideas genéricas y un tanto mediocres. De todas formas, bien para el desarrollador, con un poco de suerte el relativo éxito que está teniendo Boson X le animará a hacer proyectos más atrevidos.

    ResponderEliminar