viernes, 29 de julio de 2016

Batman: Arkham Knight

Batman se enfrenta a todo lo que le atormenta en su interior en el capítulo final de la saga Arkham. Rocksteady Studios vuelve a tomar las riendas y nos vuelve a demostrar por qué estamos ante una de las sagas más importantes y laureadas de los últimos tiempos en el mundo de los videojuegos.



Desgraciadamente este Arkham Knight no se ha librado de ser un episodio más de cierre polémico de de una saga. Son ya varios los ejemplos que se nos vienen a la cabeza de sagas que, en su última entrega, no cumplen las expectativas. En Arkham Knight el caso es muy especial, y es que sus problemas vinieron por la rama técnica. Quizá por ello, no se ha hablado lo suficiente del juego en sí. Echamos un vistazo a los primeros pasos de mis aventuras como el Caballero Oscuro en el cuaderno de bitácora:


Día 1 (Tiempo de juego - 02:00): Esperaba sinceramente pasarme las primeras cinco o seis horas simplemente encontrando una configuración óptima para hacer correr uno de los juegos más demandantes de máquina que se ha hecho hasta la fecha. Gracias a Dios no ha sido así y desde el minuto uno puedo jugar a Arkham Knight sin grandes problemas más allá de tironcillos puntuales cada media hora o al cambiar de isla.

Las dos primeras horas en un juego de mundo abierto dan para poco, pero la cosa pinta exageradamente buena. El Batmóvil es increíble, y tiene pinta de que una gran parte del juego va a tenerle como protagonista. Por lo demás, gratamente sorprendido de que se te entreguen nada más empezar un gran número de dispositivos y habilidades y no se convierta el principio en un tutorial de cosas que ya habíamos visto antes. Arkham Knight da por hecho que ya has jugado a los anteriores, y no se molesta en enseñarte a jugar.

Maravilloso, y adicionalmente emocionado por el hecho de que me funcione tan bien.



(Tiempo de juego - 50%): 50% en historia, pero muy avanzadas las misiones secundarias. El Batmóvil va mucho más allá de lo que esperaba, y más que un vehículo con el que llegar rápido a las zonas deseadas acaba siendo un dispositivo más de los miles que usa Batman. Por cierto, parece increíble la cantidad de cosas que se puede hacer con tan pocos botones. Mi mojo con la saga no ha perdido ni un punto, sigo siendo esa criatura letal capaz de hacer combos increíbles que me aúpan a los primeros puestos de las tablas de clasificaciones mundiales. Chupaos esa.

Para colmo, Arkham Knight me ha dado más sustos que muchos de los juegos de terror que he jugado. Un juego increíble que espero no me decepcione en historia, porque lo tiene todo de momento.



Antes de empezar a hablar del juego con relativa profundidad, he de decir que a día de hoy Arkham Knight es bastante jugable. A pesar de que la optimización sigue siendo un horror en comparación con otras, he podido jugar a Arkham Knight con todo en alto -empecé en medio por no ser tan optimista hasta que probé a subir- en una R9 270X de 2GB de V-RAM a unos estables 45-50 FPS. Eso sí, en un monitor de 1680x1050 que es el que tengo. Arkham Knight me ha enseñado que no todo son gigas de RAM para una tarjeta gráfica, desde luego.

Toda esta aclaración viene de un hecho, claro está. Muchos recordaréis que el juego salió directamente roto en PC, y que ya podías tener el mejor equipo del planeta que no había manera de que pudieras jugarlo con comodidad. La cosa fue tan grave que se tuvo que retirar el juego del mercado para volver a relanzarlo meses después, y Warner Bros ofreció como compensación todos los juegos anteriores de la saga Arkham gratis. Sí, esos juegos que han salido hasta a 1€ y que todo el mundo tiene a estas alturas.


Para colmo, Arkham Knight es un juego para los que han jugado a los dos -tres- anteriores. Estamos un poco cansados de fases de tutorial en todos los juegos de mundo abierto que suponen un 60 % del juego. Coged el Assassin's Creed de turno y sentid como tenéis que pasar por las mismas misiones que en los anteriores. Es una estrategia que pretende tomar cada juego como independiente. Arkham Knight es el primer juego de este tipo que veo que no es un tutorial de todo lo anterior. De hecho, llama la atención cómo se te suelta en medio de Gotham con todos tus juguetitos disponibles y todas tus habilidades con las que terminabas Arkham City.

Rocksteady repite estructura, una estructura que le dio muy buen resultado en Arkham City -el mejor de la saga- y que apuesta por un juego enfocado en una historia sensacional en su trama principal y un compendio de misiones secundarias lejos de ser aburridas, con una jugabilidad insuperable que ha marcado un estándar en lo que podríamos llamar el beat 'em up moderno. Ser Batman sigue siendo un lujo, y la cantidad de cosas que se pueden hacer con un mando es directamente abrumadora. Desafíos, enigmas de Riddler -el mejor sistema de coleccionables en un videojuego hasta la fecha- y mil cosas por hacer que aumentarán tus horas de juego y las alejarán de esos tiempos vacíos que llenan otros juegos del género.

Gotham, qué hermosa eres

Pero aunque Arkham Knight deba su estructura a Arkham City, no basta con eso. El ejemplo más directo lo tenemos en su anterior entrega, el "caso aparte" de Arkham Origins que básicamente era un refrito de Arkham City. Un refrito de algo genial, por lo que el juego también estaba muy bien -a pesar de que detesté algunas de las novedades jugables-. Arkham Knight presenta el Batmóvil, el icónico vehículo del universo de Batman que acaba siendo un verdadero espectáculo dentro del juego. No esperaba algo tan bien integrado y sin duda será el primer recuerdo de aquellos que piensen en este cierre de saga de Batman. De hecho, mis primeras sensaciones con el Batmóvil fueron un poco negativas. Sí, muy espectacular y muy llamativo, pero no acababa de encontrarle la utilidad. Al fin y al cabo era un vehículo con el que llegar a los sitios, y una de las cosas que más me gustaban de la saga era la forma en la que Batman se desplazaba, con esos planeos eternos, picados y sensación de libertad de surcar los aires con un control exquisito.

El Batmóvil gracias a Dios es un vehículo que va más allá de la espectacularidad, y no hablo únicamente del hecho de que se transforme en un maldito tanque con sólo mantener pulsado el botón LT (L2) para afrontar encarnizadas batallas contra drones de una delicia jugable a la altura de la saga. Hablo de que el coche, realmente, tiene tantas funciones que la de ser "coche" es la más innecesaria de ellas. De hecho, con la velocidad que pilla Batman en sus vuelos y planeos ir de una parte a otra de Gotham City no te llevará más de dos minutos, y creed que Gotham City se ve grande e imponente. El Batmóvil acaba siendo más un dispositivo que un vehículo, otro juguete con el que Batman hace virguerías y que Rocksteady integra en multitud de puzles y situaciones, como si del gel explosivo o el lanzacabos se tratase.


Por lo demás, los combates incluyen todavía más novedades, más combinaciones y más maneras de incrementar tu multiplicador hasta el infinito. Al contrario de lo que ocurría en Origins, estas novedades no ensucian los combates y se han integrado de una manera muy natural. Por otra parte, el hecho de que el 90 % del juego transcurra en la ciudad abierta de Gotham, ha hecho que las partes de depredador -aquellas donde acabar sigilosamente de mil maneras posibles con un grupo de matones- se hayan visto un tanto relegadas, y no adquieren el nivel que veíamos en Arkham City. De hecho, Batman ha ganado algunas habilidades mediante los nuevos dispositivos, pero incluso ha perdido movimientos con respecto a su anterior aventura.

Técnicamente una delicia, pero no os voy a engañar, no sé de donde sale tanta exigencia gráfica. Más allá de ser más grande que Arkham City, no acabo de ver una evolución gráfica tan exagerada entre City y Knight como para pedir semejante máquina en PC. Está claro que todo viene del problema del port de consola. Por otra parte, quedé un poquito decepcionado con la banda sonora, ya que más allá del tema emotivo de turno no hay un tema que destaque. Ni siquiera el tema principal que tan increíble era en City e incluso Origins.

A continuación, antes de terminar el análisis, he necesitado hablar sobre la historia para que éste sea completo. Rara es la vez que lo hago, pero los motivos por los que la historia no me ha acabado de encantar son tan concretos que, en el párrafo siguiente, hay spoilers del tamaño de un camión, tanto de Arkham Knight como de Arkham City, por lo que si no quieres que te destripe el juego, sáltate el siguiente texto hasta que vuelvas a encontrar un aviso al respecto.


Y es que, amigos, había oído a pesar de mi aislamiento, que el Joker hacía acto de presencia en Arkham Knight. "Vaya unos cagones estos de Rocksteady que no son capaces de hacer un Batman sin el Joker tras cargárselo en Arkham City" pensé, pero me quito el sombrero sobre cómo han llevado el tema en Arkham Knight -no spoilearé más de lo necesario-. El papel que le toca al Joker es genial, y vaya, me encantan esos juegos visuales y mentales que encontrarás en Arkham Knight todo el rato. Es cierto que a veces pensé que su carisma estaba un poco forzado, y que se monta demasiado en ese tren del antagonista humorístico al nivel de Jack el Guapo que te va acompañando durante toda la aventura y que tanto abunda últimamente en el mundillo, pero no tengo grandes quejas al respecto.

Arkham Knight tiene una selección de villanos interesante. Para empezar, el Espantapájaros tiene un papel fundamental, y siendo probablemente mi villano favorito del universo Batman lo celebré bastante. No obstante, el juego destaca por haber creado su propio antagonista: Arkham Knight. Si estáis leyendo esto probablemente ya sabréis que Arkham Knight no se refiere a Batman, si no a un nuevo personaje ideado por Rocksteady para la ocasión. Bueno, más "persona" que "personaje", y es que como se revela de cara al final, este Arkham Knight no es otro que Jason Todd en un escalón previo entre el Robin dado por muerto y Capucha Roja.

Aquí es donde más me falló el juego, y es que no tardé casi nada en descubrir quién era Arkham Knight, que debería ser uno de los enigmas más sorprendentes de la saga entera. Rocksteady se pasa de simplificarte las cosas, y te da pistas tan obvias que la sorpresa se acaba tornando en decepción. Continuas referencias a Jason Todd en una saga donde jamás se había mencionado. ¿Sabéis ese momento en el que todo te parece tan obvio que empiezas a pensar que no puede ser tan fácil y la solución ha de ser otra? Pues eso ocurre la mayor parte del tiempo en la historia de Arkham Knight, más todavía si tenéis conocimientos básicos del universo Batman, solo que al final la respuesta es la que pensabais desde un primer momento, por lo que la decepción es remarcable.

Ahora, El BloJ te ofrece algo inaudito: el spoiler dentro del spoiler. Si no has visto la saga de películas del Caballero Oscuro de Christopher Nolan sáltate todo este párrafo, ya que voy a destripar el final de las mismas. Y es que Arkham Knight bebe demasiado de ello. Toda la parte del bucle de toxinas entre Joker y Bruce Wayne luchando por ver quién tiene realmente más miedo a quién es sensacional, pero la resolución final, aunque funciona, no es la más original. Bruce Wayne, tras revelarse su identidad, acaba por fingir su propia muerte explotando la mansión Wayne delante de las televisiones de todo el planeta. Todo estaría muy bien de no ser por la saga del Caballero Oscuro de Christopher Nolan, donde Batman también finge su propia muerte. Como digo está bien metido en el juego, pero no deja de ser una conclusión copiada. Eso sí, me encantó el epílogo que sólo aparece al haber completado el juego al 100 % donde Batman reaparece como una leyenda, esta vez armado con la toxina del miedo del Espantapájaros. Sensacional.


Como veis, hay mucha chicha que comentar sobre la saga entera, una saga que representa exáctamente lo que le pido a un juego. Una historia con chicha suficiente -con momento álgido en City-, aspecto visual cuidado y, sobre todo, una jugabilidad increíble. Lo que hará Rocksteady después de esto está por ver, pero por lo que me he olido jugando a Arkham Knight y con Warner por ahí danzando apostaría por la llegada de Superman a nuestro mundo de los videojuegos.


11 comentarios :

  1. De acuerdo en todo, excepto que el uso del Batmóvil o más bien, las batallas contra los tanques que son demasiado reiterativas.Aún así era una gozada. También eran una gozada las misiones secundarias, con personajes ignotos como Man-Bat. En cuanto a tu pequeña decepción la entiendo y comparto pero no es culpa del juego. El problema es que tenemos conocimiento de Batman por otros medios y, si te has leído Una muerte en la familia o te has visto o leígo Capucha Roja, es muy fácil atar cabos. Lo mismo con lo que comentas de las películas, pero en el juego está muy bien.Mira, yo le achaco más que no haya realmente una gran pelea con el Arkham Knight o que no haya jefes finales. Aún así, me encantó. Eso sí, el season pass era un timo como una casa. No tiene nada que merezca los 40 € que cobraban por él.

    Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que me gustaron mucho las batallas con el batmóvil. No hasta el punto de lo que me gusta pelear pero me encantaba igualmente.

      SPOILERS A PARTIR DE AHORA

      Pero es que si no tuvieramos conocimientos de otros medios sería incluso peor. Imagina un mundo donde solo existiera la trilogía de Arkham, ¿no es curioso que en pleno clímax de la misma se pongan a recordar toda la historia de Robin? Es que ni se menciona en los anteriores juegos. Si hubieran planificado un poco la saga podrían haberlo camuflado mucho más.

      FIN DEL SPOILER

      Pues yo quería el season pass :( ¿entonces me olvido? ¿Ni siquiera el de Batgirl y los demás con algo de historia merecen la pena? Es que me duele ver todos los logros desbloqueados menos los del DLC en mi biblioteca xDD.

      Eliminar
    2. A ver, a nivel friki tienen su aquél. Por ejemplo, como me has picado viendo tu entrada lo he vuelto a instalar, y el de Batgirl y Robin yendo a un parque de atracciones a rescatar al comisario, tiene su morbo. Pero no aportan mucho al juego porque son más bien cortos y jugablemente lo único que demuestran es que mola más ser Batman que cualquiera de sus aliados. Ahora bien, a día de hoy está a 20 € y si compras por separado las historias de los distintos personajes, que al final son siete historias, te saldría más caro. Por ese precio yo creo que me lo compraría pero no soy muy fiable porque soy muy fan de Batman xD

      Eliminar
    3. Lo malo es que el season pass no hay manera de que baje :( como el de Arkham Origins, llevo también tiempo queriéndolo pero no se pone lo suficientemente barato. Bueno, esos y el de Bioshock Infinite, otro que tal...

      Creo que nunca llegaré a comprar un maldito season pass a este paso. Es que por ese precio me compro dos juegos de mi wishlist!

      Eliminar
  2. Muy bien la entrada. Aunque discrepo un poco en algunos puntos, pero por cuestión de gustos nada más.

    SPOILERS

    A mí me pareció un poco improvisado la manera en que te explican todo lo de Jason, pero pensándolo bien, ya que no había habido otras referencias en los anteriores juegos, creo que resolvieron el problema de presentarlo adecuadamente muy bien.

    Respecto al final del juego, tienes razón, es una conclusión muy similar a la trilogía de Nolan, pero hasta que no lo has dicho no lo había relacionado.

    Fin Spoilers

    Yo este le situaría como el mejor juego de la saga ganando por poquito al Arkham Assylum

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SPOILERS

      La presentación está muy bien como dices, pero el mero hecho de que haya que presentarlo ya es una pista demasiado grande para el jugador. Además, mira lo currado que estaba el argumento en Arkham City, con sorpresas y todo, y uno de alguna manera espera alguna sorpresilla en Arkham Knight que no acaba de llegar. Vamos, tampoco es algo tan grave, no es una desilusión por la que me haya deprimido xD el juego sigue siendo igual de bueno vaya.

      Sí, es que el final está muy bien hecho! Quiero decir, es una copia y tal pero es una resolución lógica, que además cierra la saga tal y como querían en Rocksteady. Está bien, sin duda, pero no deja de ser la salida que se usó por el señor Nolan.

      FIN DE SPOILERS

      Toda la saga está en el sobresaliente, pero City fue el que más impresionado me dejó, quizá simplemente por ese plus en historia.

      Eliminar
  3. Yo también hace unos dos meses compré el juego en PC más como un salto de fe que como otra cosa. Pero más allá de que tiene más parches que una pelota vieja ahora se puede jugar sin demasiados problemas, de hecho en mi partida solo se colgó una vez.

    Por otra parte, el análisis me parece preciso pero con ciertas diferencias, creo que el batmovil está sobre explotado, más allá de las repetitivas peleas con los drones, hay muchas situaciones que parecen metidas con calzador para que el vehículo las resuelva.
    Tampoco estoy de acuerdo con que se han disminuido la cantidad de veces que usas el sigilo, al menos yo he usado el doble de veces el sigilo en esta entrega más que en Arkham City, la gran mayoría de los puestos de control y muchas otras misiones puedes completarlas sin enfrentamientos directos.

    En cuanto al tema de la historia allí estamos completamente de acuerdo, aún no he juntado todos los trofeos de Riddle (por lo que me comí el spoiler con papas jajaja) pero el final "normal" me pareció demasiado sacado de la última trilogía. En fin, buen análisis, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quería decir exactamente que se use poco el sigilo, quería decir que ha quedado un poco minimizado al tratarse de áreas de sigilo un poco más extensas. Muchas en medio de la ciudad en lugar de los espacios cerrados donde ocurrían en City -y Asylum-. Y como digo, también algunos movimientos fueron suprimidos del repertorio. Vamos, que quiero decir que se usa bastante pero la intensidad me pareció un poquillo menor en esta ocasión.

      Muchos decís lo del batmóvil, así que en ese caso probablemente sea yo el que está equivocado xD. A mí es que me gustó bastante, entonces no me saturó demasiado.

      Me alegro de que te haya gustado el juego :D. No te preocupes por lo del final del 100 %, es un par de segundos donde se ve eso, así que no te habré destruido demasiado el juego -espero :(-.

      Gracias por leerme y comentar *^^*. Un placer como siempre!

      Eliminar
  4. Yo por contra lo tengo a medias. Arkham asylum me flipó hasta niveles estratosféricos y aunque no he jugado ni City ni Origins, empecé con este Arkham Knight con muchas ganas... y entonces me topé con el Batcoche del cual opino que se abusa muchísimo, hasta el punto que batman queda relegado a casi un segundo plano en favor de este. Ahí lo dejé.

    No me he leído todo el analisis por si me pega por retomarlo, pero de momento queda "aparcado" :P (vale, el chiste es malísimo) jejee

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No no, buen chiste, al nivel del BloJ XD

      Yo también empecé un poco abrumado por el Batmovil, como se deduce de mi texto, pero la cosa no tardó en cambiar. A ver si te animas :D Lo que no sé es cómo has sido capaz de empezar Arkham Knight sin City antes, menudo destripe :(

      Eliminar
    2. Desgraciadamente me comí el spoiler en su dia, así que ya lo comencé destripado :(

      Eliminar