viernes, 30 de diciembre de 2016

PRM 2016: Personajes

Personalmente, una de mis categorías favoritas. Protagonistas, antagonistas y secundarios forman una parte fundamental en la mayoría de juegos de hoy en día. El hecho de dividirlos en personajes femeninos y masculinos no es más que una excusa para entregar más premios, porque por si no se nota soy muy de dar premios, vaya.





El malo de manual. Monokuma de Danganronpa es ese villano que si puede te deja un minuto más con vida para explicarte sus sucios planes antes de la muerte. La maldad hecha osito gana muy de lejos con respecto a sus competidores.

Si hay algo que me gustó de The Evil Within fue Laura Victoriano. El diseño de la criatura es espeluznante y a día de hoy la sigo recordando por encima del resto de bichos del juego. Tercer lugar para el Espantapájaros (Arkham Knight) que es capaz de ser un villano muy aceptable en un mundo que ya vive sin el Joker. Último puesto para Paul Serene (Quantum Break), porque en el fondo no es tan malo.


Delilah (Firewatch) es un personaje espectacular gracias a un portentoso doblaje. Delilah es tu compañera durante Firewatch, y las conversaciones con Henry llenan unas caminatas que de cualquier otra manera se harían plomizas. En Firewatch avanzas para escuchar a Delilah, y tiene una parte fundamental en el desarrollo de la historia.

Beth Wilder (Quantum Break) es esa mujer fuerte que necesita una "serie de acción" como la que nos plantó Remedy. Valiente, decidida y temperamental, acaba teniendo un papel primordial en la historia por encima del propio Jack Joyce. Shao Jun (Assassin's Creed: China) ocupa la tercera posición ya en otra liga diferente a las anteriores. Shao Jun está aquí porque mola, y punto. Tiene una hoja oculta en el pié y va con cara de perdonavidas. Es una auténtica delicia encontrarla en el juego tras haberla visto en el corto Embers. Último puesto para Jenosa (Scurge: Hive), cuya personalidad es lo suficientemente fuerte para atravesar la rocosa pared de un juego portátil de acción de Nintendo DS-GBA. Algo así como una Samus Aran que pasó un tanto desapercibida.


La tetona de Dispatcher sin nombre alguno representa lo arcaico de algunos videojuegos. No sólo las proporciones de sus senos no guardan proporción alguna con su personaje, también acabó siendo el principal reclamo publicitario de un mal juego: "Sí, puedes controlar a la chica de la portada" es una de las informaciones que se dan entre las razones por las que deberías comprar Dispatcher. Por si alguien anda despistado, no, no lo compres.

Violet Da Costa (Assassin's Creed Rogue) es uno de esos personajes tipo Navi del Zelda. Basta que tardes medio segundo en acudir a su llamada que no parará de hablarte. Lo malo es que entre esas llamadas se esconden continuos insultos y uno de los personajes más insoportables que he visto en un videojuego. Por fortuna no sale mucho. Tercer lugar para Snow (The Wolf Among Us). Sé que no es mal personaje, pero es absolutamente incompatible conmigo en todo. Me sacó de quicio todo el juego. Último lugar para la protagonista de 4PM, que en un cuarto de hora que dura el juego es capaz de hacer que la desees muerta.


David Young (D4: Dark Dreams Don't Die) es la confirmación de que Swery65 tiene un don para crear personajes. Francis York de Deadly Premonition es insuperable, pero este David Young es también un excelente protagonista. Excéntrico como cabía esperar pero esta vez un punto menos cómico que su antecesor. Una pena no poder disfrutar más de él con esa cancelación del juego.

Fang (Unchained Blades) se gana un segundo puesto que no queda tan lejos del primero. Es todo lo opuesto al clásico héroe de RPG. Egoísta, creído y con la empatía justa para pasar el día. Tercer lugar para Shay Cormac (Assassin's Creed: Rogue), porque aunque es buen personaje lo es todavía más por una buena historia detrás del juego. Último puesto para Bigby Wolf (The Wolf Among Us). Buen personaje, pero dentro un poco de lo esperado.


Es extraño pero este año no me he cruzado con personajes muy malos. Por mi mente pasaron algunos como el detective Castellanos de The Evil Within o Arbaaz Mir de Assassin's Creed India, pero el maldito Phoenix Wright de Apollo Justice es la mayor cagada que he visto en mucho tiempo. Primero, es insoportable por sí mismo. Segundo, da ganas de echarse a llorar al comprobar cómo un personaje tan querido como Phoenix Wright que podría llevarse el premio al mejor personaje año tras año en los PRM fue convertido en un aburrido, egocéntrico y pedante personaje en Apollo Justice. Una desgracia sin igual.

2 comentarios :

  1. Monokuma es un cabrón que ama lo que hace y disfruta jodiendo cada momento. Según entrevistas a Kodaka, Monokuma es casi como la voz del guionista a la hora de trollear a los jugadores y personajes.

    Sobre el Phoenix Wright de Apollo Justice es insalvable, el peor Phoenix de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que coincidamos en ambas cosas :D. Bueno, por tu avatar era un poco esperable!

      Eliminar