martes, 15 de marzo de 2016

Assassin's Creed Unity

El juego que definitivamente nos enseñó que todo lo de Ubisoft debe ser jugado como un año después de su lanzamiento. Unity es, probablemente, el Assassin's Creed más despreciado, y viene a resumir todo lo que los jugadores le echan en cara tanto a la saga como a la propia compañía.


Mi amor por Assassin's Creed es grande. Muy grande de hecho. Hasta el punto de que directamente no me pega. De alguna manera cuanta más "sapiencia" videojueguil emanes menos probabilidades tienes de que te guste una saga como ésta. Es una saga villanizada, en muchos casos infravalorada y, seamos sinceros, con argumentos suficientes como para que los que se meten con ella tengan su parte de razón. Mis experiencias con Assassin's Creed han sido casi siempre positivas -recordemos la maldita infamia que era Assassin's Creed III-, y todavía considero Black Flag como el mejor Assassin's hecho, a pesar de su casi irrelevante historia. ¿Dónde queda un juego como Unity en mi propio ranking personal? Increíblemente alto.

He de ser sincero conmigo mismo, y he de decir que estoy convencido de que si hubiera jugado Unity de salida las sensaciones serían bien diferentes. Jugar a un juego lleno de bugs condiciona demasiado tu juego, más que en la jugabilidad en el propio estado de ánimo. A día de hoy, Unity sigue dando problemas, y Ubisoft directamente lo abandonó en cuanto las reviews se desplomaron considerándolo el peor Assassin's Creed. Unos cuantos parches fueron lanzados, dejando más estable el juego, pero como digo Unity es un juego todavía lejos de ser impecable en estos aspectos.

Me encantan estas cosas
Si consigues separar sus problemas técnicos y te centras en el juego, Assassin's Creed Unity es una maravilla. Volvemos a tener ante nosotros una ciudad que da gusto recorrer. Adiós a la mierda de los bosques y pueblecitos de Assassin's Creed III -mucho más horizontal- y adiós a los bonitos paisajes caribeños de Black Flag, que estaban bien pero no casaban con ese componente histórico y casi didáctico de los Assassin's Creed. Paris es enorme, increíblemente grande y bien recreada. Una ciudad bastante viva, con una cantidad de civiles en pantalla como no he visto antes en un videojuego, hasta el punto de que sobran. Incluso me atrevería a decir que hubiera disfrutado de menos mapeado, porque todo es increíblemente grande y nuestro medio de transporte es inexistente. Tendremos que ir andando a todos sitios, o usando los viajes rápidos que nos llevan a una pantalla de carga interminable -acaba siendo más rápido ir a pie-.

Arno Dorian
De hecho, Assassin's Creed Unity destaca por su propia ciudad y por todo lo relacionado con ella. Lo secundario acaba siendo más enriquecedor que todo lo principal. Nos enfrentaremos a una cantidad casi desalentadora de misiones secundarias, entre las que se incluyen maravillas como los enigmas de Nostradamus, auténticas adivinanzas que debemos resolver con nuestra inteligencia. Es la primera vez que me encuentro un juego que de verdad te considera inteligente, ya que estos enigmas te hacen ir a un punto concreto del mapa que en ningún momento se te marca. Es necesario por tanto prestar atención a cada monumento y su historia, ya que las pistas van encaminadas a dichas informaciones.

Muchas más misiones secundarias se abren ante nosotros. Misiones más sosas como meros asesinatos de aprendiz y misiones más entretenidas como investigaciones de crímenes en un nuevo intento de llevar a buen puerto un L.A. Noire. En Unity estas misiones funcionan aunque sean sencillas, y convertirte en detective es más entretenido que seguir la historia principal. Además de todo esto, Paris está llena de cofres y coleccionables varios que harán que pierdas la cabeza en más de una ocasión si buscas el 100 %.

Empezar hablando de las misiones secundarias de Unity suena extraño, pero da una idea de lo poco que sirve la historia. Mejor dicho, de lo desaprovechada que está. Arno Dorian no es mal personaje, y lo que planteaban aquellos maravillosos trailers -los mejores que he visto en un videojuego- no lo vemos por ninguna parte. Una historia de amor entre una templaria y un asesino en Paris daba tanto juego que es indignante lo soso que queda todo. Soso al nivel de la propia revolución francesa, que sirve únicamente como marco contextual pero sobre la que en ningún momento tenemos incidencia. Además, historiadores han apuntado que es una visión bastante conveniente de los hechos, por lo que no es que vayamos a darnos un baño histórico como sí podíamos hacer en previos juegos de la franquicia. La historia del juego por tanto queda dañada, el marco histórico desaprovechado y, la línea argumental de la propia franquicia -que sigo considerando que tiene una de las mejores ideas de la generación- continúa en pausa sin dar muchos signos de vida.

Por desgracia no hay nada de los maravillosos trailers en la historia de Unity

Unas pinceladas jugables antes de terminar. Unity pule el sistema que se inició irregularmente en Assassin's Creed III y que se mejoró significativamente en Black Flag. Ahora, contamos con una importante novedad: el parkour hacia abajo. Así, se presentan ante nosotros tres caminos posibles. Continuar corriendo en línea recta (en mando de Xbox RT), ir hacia abajo (RT+B) o ir hacia arriba (RT+A). Sí, todo queda más imantado todavía si cabe, pero el control da mucho más juego así. Funciona bien, aunque queda por pulir el sistema en términos de precisión -cuesta mucho por ejemplo entrar en una maldita ventana-. Por lo demás, la mecánica es la misma, enfocándose mucho más en un sigilo extraordinario. De hecho, la mayoría que critican a los Assassin's Creed sin haberlos jugado es porque creen que es un juego de meter espadazos a diestro y siniestro. Sigo considerando Black Flag uno de los juegos de sigilo más increíbles que he jugado, y Unity va un poco en la línea.


Y mencionar también desde el punto de vista jugable la nueva IA, que me gustó por temas de comportamiento básico. Admitidlo, no había nada más raro que ver en todos los Assassin's a los guardias de turno escalando edificios detrás de ti como si fueran todos ninjas entrenados. Ahora, los guardias no saben subir paredes ni dan saltos mamotréticos, sin embargo, Paris es una ciudad muy abierta, y entrar en cualquier casa es bien sencillo, por lo que en vez de subir por edificios buscarán las escaleras para acceder a sitios superiores. En cualquier caso, subir a un tejado es tu mejor forma de volver a pasar inadvertido ante unos enemigos un poco pesados -hay demasiados-. La buena noticia es que ahora la guardia establecida no te hará nada, e incluso te defenderá si ve que te están atacando. Tus principales enemigos ahora son patrullas de radicales con intenciones ocultas templarias, pero como digo los guardias establecidos para mantener en orden no te harán nada. También era raro eso de estar a todas horas perseguido por guardias de la ciudad, ya que villanizaban al assassin de turno.


Una última novedad antes de recapitular: el online. Hasta ahora no habíamos tenido un Assassin's con un online tan jugoso. Misiones preparadas para que hasta cuatro assassin cumplan unos objetivos marcados. Son misiones fuera de la historia pero que alargan la vida bastante. Eso sí, cuesta mucho encontrar a alguien que de verdad sepa jugar, por lo que muchas veces todo acaba siendo una melé de espadazos para acudir al siguiente checkpoint. En cualquier caso, buena voluntad con este online.


Unity es muy grande, demasiado como he dejado caer. Si no te importa el 100 % probablemente te gustará más que si sí, porque llega un punto que acabas jugando pocas horas de historia y un trillón de coleccionables y secundarias -algo así como 10 % y un 90 % respectivamente, lo cual es imperdonable-. Valoro la intención, sobre todo de esas secundarias tan frescas, pero me hubiera gustado un Assassin's más condensado. En cualquier caso, un muy buen juego del que no esperaba nada y del que he encontrado cosas increíbles.

Aquí tenéis el ranking personal de Assassin's Creed hasta la fecha -de lo que podemos considerar saga principal-.

1 - Assassin's Creed IV: Black Flag. Si no cojeara en historia sería casi el juego perfecto.
2 - Assassin's Creed: Brotherhood. Sentó la estructura de los nuevos Assassin's.
3 - Assassin's Creed: UnityPor momentos roza lo mejor de la saga.
4 - Assassin's Creed: RogueSi no existiera Black Flag, sería de lo mejor.
5 - Assassin's Creed: Revelations. El juego que me reconcilió con Ezio.
6 - Assassin's Creed II. La contestación a las críticas sobre lo repetitivo del primero.
7 - Assassin's Creed. Altaïr sigue siendo el mejor personaje de toda la saga.
8 - Assassin's Creed IIIImagina ser Mamá me gustó más.

Y aquí tenéis el resto de análisis de spin offs y similares.

Assassin's Creed Chronicles: China. Interesante nuevo sistema.
Assassin's Creed Chronicles: India. Se le ven más sus carencias.
Assassin's Creed Chronicles: Russia. El cierre de la trilogía acaba siendo el mejor.
Assassin's Creed: Liberation HD. Primo hermano del III, pero con poco mejor.
Assassin's Creed: Bloodlines. La sosez hecha videojuego portátil.


17 comentarios :

  1. Con los parches funciona bastante bien, hoy en día es un juego la mar de disfrutable y con grandísimos momentos. ¡Da gusto perderse por París!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como digo es muy jugable a día de hoy, aunque algún errorcillo todavía da. También comprensible, porque es gigantesco el maldito xD.

      Eliminar
  2. Lo disfruté muchísimo y me dio rabia que no fuera mejor porque con más tiempo y cuidado podría haber sido un juego increíble. Al menos es un buen juego.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a día de hoy que es jugable se le nota que fue lanzado con cierta prisa, no quiero imaginar haberlo jugado de salida.

      Como dices, buen juego (muy bueno de hecho).

      Eliminar
  3. Hace falta un asesino curtido como Altair para recapturar el interés por la saga, no niñatos como Ezio, Connor, Kentway o Arno: ninguno de ellos fue entrenado desde niño, todos se unen a la hermandad de casualidad, aprenden sus habilidades de adulto, tienen poca o nula convicción con su facción, desobedecer órdenes, etc. Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESTO POR FAVOR, IMPRIMID ESTE COMENTARIO Y PEGADLO EN VUESTRAS CASAS.

      Eliminar
  4. Lo estoy jugando y la historia la he dejado a medias por que es mejor recorrer paris y hacer todo lo que ofrece. El juego engaña, por que tiene grandes ideas muy bien realizadas, otras a medio realizar y otras que son meros conceptos, entonces te alegra y entristece según lo que vayas haciendo. Los personajes de la saga es otro tema, hay que verlos a todos en su contexto, aceptar sus fallos pero ver sus virtudes también.Y si lo digo por connor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo vi menos irregular de lo que lo pintas. Quiero decir, llevas razón en todo pero a la misma vez sabes qué está bien y qué está por pulir, así que dentro de lo que cabe sabes a lo que te atienes.

      Connor me resultó a ratos más interesante que Ezio, con eso te lo digo todo, pero claro, como juego los de Ezio se comían al III (cualquiera se come al III). En cualquier caso, Altaïr está varios peldaños por encima de todos. Todo esto mi opinión, claro está ^^.

      Eliminar
    2. Analizado fríamente lo veo irregular, cuando lo juegas no te das cuenta. Por ejemplo, los asesinatos y los enigmas están genial, el online es una gran idea pero que por diversas razones, los jugadores vamos a saco y muchas veces le das a hacer una misión y te mandan a otra, pues es mejorable. Y las misiones de hay un templario por la zona mátalo, acaban siendo todas de matar a un guardia cualquiera, están metidas por meter. Tu cuando juegas obviamente no te das cuenta, vas saltando de una misión a otra y en absoluto te aburre, decir lo contrario seria mentir.

      Habría que abrirle al mundo los ojos con Connor, que se den cuenta que todos los demás asesinos quieren influir en algo muy pequeño mientras que el quiere cambiar una idea del mundo con 22 años, entonces hay que verle desde esa perspectiva. Ezio llega muy fuerte y lo amas o lo odias, no hay mas. Debo reconocerte que Altaïr es el asesino definitivo, en realidad el único asesino que es consciente de serlo todo el tiempo aunque Ezio y Arno iban a serlo con toda seguridad. Pero quizá, para mi, es ese verse ligado a la orden lo que hace de Altaïr peor personaje sin ser malo, que Ezio.

      Eliminar
    3. Yo realmente hablo más individualmente, hablo de cuestiones más primarias. Entiendo lo que dices, al igual que entiendo a todos aquellos que dicen que Black Flag no es tan bueno por ser el "menos Assassin". Cuando digo que Ezio no me gusta me refiero a él únicamente, individualmente. Por supuesto que las circunstancias influyen en cómo es su personaje, pero su arrogancia y sus sobradas son los que me alejaron de él. Altaïr en cambio era metódico, incluso aburrido y cuadriculado, pero te sentías de verdad un asesino incluso dentro de un juego con tantas carencias como era el primero.

      Vamos, que cuando digo que no me gusta Ezio o Connor me remonto a capas más básicas de su personalidad, obviando propósitos y en general líneas argumentales.

      Eliminar
  5. Tengo que admitir que soy un morboso y en cuanto he visto tu entrada me he ido directamente a la nota para ver qué puntuación le habías dado. Como me esperaba entre un 3 y un 4,5 (sé lo exigente que eres con las notas) cuando he visto un 7,5 me he sorprendido muchísimo.

    En cuanto al juego, no puedo opinar demasiado porque apenas lo he probado, pero como yo juego principalmente para "vivir" historias (por eso me gustó tanto la trilogía de Ezio), si precisamente ese es uno de los puntos débiles del juego... pues como que Unity no escala puestos en la lista de prioridades jugables.

    Aún así me parecen interesantes muchas cosas que comentas.

    Buena (y sorprendente) entrada!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más me sorprendió a mí jaja. Bueno, la historia es simplemente sosilla, no está mal. El problema está en que en los trailers se nos prometió aquí una maravilla, y cuando juegas uno piensa que no hubiera sido tan difícil explotar muchas de aquellas sensaciones que no están presentes en el juego.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¿El sistema de combate sigue siendo igual que los anteriores? Porque creo que esa era una de las más grandes pegas, llegaba un punto donde se hacia repetitivo y falto de dificultad, podías cargarte una veintena de guardias solo bloqueando con un poco de paciencia.

    Algo curioso, es que yo considero Brotherhood el peor de todos, no tengo muy claro porque pero no me engancho como cualquiera de los otros juegos, no me gusto así de simple. Aunque como dice la palabra son gustos.

    Saludos

    PD: perdona el doble comentario, es que comente con mi cuenta de google jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había visto este comentario, lo siento :(

      Aquí está bastante más equilibrado, la verdad. Depende de cómo gastes el dinero. Yo la verdad es que tardé lo mío en hacerme con un equipo decente, y lo invertía todo en tabernas y similares para que me reportaran ingresos. Eso sí, cuando me hice con todo lo más tocho ya volvía a sentirme todo lo poderoso que me sentía en los otros Assassin's. Hasta ese punto, la verdad es que si no optabas por el sigilo la cosa se volvía bastante compleja.

      Pues sí, raro lo del Brotherhood, porque para bien o para mal era muy continuista xD

      Eliminar
  8. El último Assassin's Creed que juegue fue el Black Flag. Tengo que ponerme al día. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te gustara tanto como a mí cuando lo jugué! Puedes aprovechar el parón de Ubisoft con los AC para ponerte al día como acabe haciendo yo xD

      Eliminar