viernes, 27 de diciembre de 2013

PRM 2013: Premios Especiales Raúl Minero

EL AGUANÍS

Admiradlo, sentid el poder Raúl, patrocinador de nuestros queridos Premios Raúl Minero. Recibe el balón escorado, las posibilidades de marcar gol son reducidas, pero Raúl le echa huevos y se saca un doble regate que deja sentados a los defensores del Vasco de Gama para terminar dejando el gol en la portería que dio la copa Intercontinental al Real Madrid.

video

A continuación, los juegos que mejor han regateado vuestros prejuicios y vuestras críticas.


Si hay algún juego que os ha regateado y os ha revolcado por el suelo cien veces es Call of Duty: Black Ops. Hombre, es que llevo oyendo que es una basura de juego desde antes siquiera de que el juego se comercializara. Luego me encontré con un buen juego, inferior al Modern Warfare 2 pero probablemente al mismo nivel que el decepcionante Modern Warfare 3.

También se ha llevado palos Brütal Legend y muchos de ellos (los referentes a la jugabilidad), bastante merecidos. Tantos que cuando me dispuse a jugarlo ya me habíais quitado las ganas, y luego me encontré con una enorme cantidad de cosas buenas. No es un juego que os vaya a recomendar de primeras, pero a mí personalmente me gustó bastante.

Éste trofeo de bronce para Resident Evil: Revelations es un poco más confuso, ya que no es que haya oído grandes críticas hacia él... más bien su problema es que no había oído nada sobre él, y teniendo en cuenta que es un Resident Evil es algo como mínimo llamativo. Es mejor que el cinco, ya por situaros, aunque eso no es muy difícil. Una buena muestra de cómo juntar los dos géneros emblemáticos que ha tenido Resident EVil desde sus inicios hasta sus últimos juegos.

Strawberry Shortcake: The Four Seasons Cake tampoco ha recibido críticas porque ni Dios lo ha jugado, pero no me digáis que si veis eso no lo ponéis a parir sin probarlo. Luego el juego estaba bastante bien, dentro de su sencillez. Por debajo de otros grandes como The Legendary Starfy o Super Princess Peach pero ni mucho menos un mal plataformas.

LA NOVENA

La gente recuerda merecidamente el gol de Zidane, pero el gol de Raúl ante el Leverkusen fue indispensable para que el Madrid se llevara la novena copa de Europa. Miradlo bien, Roberto Carlos saca rápidamente de banda y Raúl, con toda la pillería del mundo, recibe un balón en posición privilegiada aprovechando que no existe el fuera de juego en los saques de banda (cosa en la que caen sorprendentemente muchos equipos). Raúl aprovecha que la defensa no estaba preparada para cruzarla con toda la intención del mundo.

video

Aquí tenéis los juegos que, como a la defensa del Leverkusen, más desprevenido me han pillado en todo 2013.


Copa de oro para Toy Story 3, que tira el mito de que no hay manera de hacer un juego decente basado en una película. Toy Story 3 es uno de los juegos con los que más diversión sana he sentido. Muchas más horas de las que podrías pensar y con muchas más cosas por hacer que seguir una serie de niveles estereotipados. Tiene sus carencias, claro está, pero es una demostración de que no hay que tomar a los niños por tontos en ningún ámbito de la vida.

Greed: Black Border se lleva el trofeo de plata, y me pilló desprevenido simplemente porque creía que iba a ser un aburrido juego de rol, y teniendo en cuenta que yo nunca he sido muy de Diablo y éste es una especie de clon espacial... Luego el juego no era el colmo de la diversión, pero no esperaba tanto éxito.

Muy desprevenido me pilló Hatoful Boyfriend a pesar de que había sido avisado de lo que iba. La razón es que había jugado a novelas gráficas muy poco interactivas que me hacían pensar que yo simplemente estaba buscando una cosa que no existía. El juego de los palomos adorables me demostró que hay subgéneros en esto de las novelas gráficas que encajan bastante bien con lo que pido yo.

Call of Duty: Black Ops se queda fuera de premio, pero gana una cuarta posición y además me ayuda a que entendáis las diferencias entre El Aguanís y La Novena. En la anterior categoría, Black Ops ganaba porque todos lo poníais a parir y a mí me gustó. En ésta, Black Ops se queda muy atrás porque yo no tenía ningún prejuicio excesivamente malo contra él. Se entiende la diferencia, ¿no? Antes vuestros prejuicios, ahora los míos.

Y para terminar, The Testament of Sherlock Holmes es un juego que, como ya he dicho alguna vez, me olía a muy mediocre, y es que no había más que darse una vuelta por Youtube para encontrar ciertos videos mofándose de las aventuras anteriores de Sherlock Holmes. Siendo la misma compañía, el paso fue muy de gigantes.

EL 7 DE ESPAÑA

Porque Villa está muy bien, pero el 7 es el 7.


Vamos allá con esos juegos que no pueden llegar al 10 en su puntuación casi por definición pero que tienen derecho a un premio. Esos juegos que se quedan en esa nube de títulos entre el 6 y el 7 y que merecen un poco de atención a pesar de no aspirar a mucho.


Serious Sam 3 es tan sumamente plano que jamás podrá llegar más lejos de un notable. Su diversión, sobre todo en compañía, sí que puede llegar a hacerte pasar unos grandes ratos. Para él el premio de oro.

Ninja Warriors es un juego del que poca gente habla, ya que en Super Nintendo hay otros títulos mucho mejores y más completos, pero dentro de su mediocridad luce como pocos. A pesar de que parezca un juego de acción más en dos dimensiones, realmente apuesta por algunas novedades jugables muy interesantes. Plata para él.

El bronce se lo queda Shadow Warrior, el original, no el remake de 2013. Podría ser un mucho mejor juego de no ser por la existencia de sus hermanos, el fabuloso Blood y el mítico Duke Nukem 3D. Por sí solo es bueno, pero al existir esos referentes se queda bastante más por debajo. Aquí al menos se lleva su trofeo de bronce.

Para terminar, de cuantos FPS genéricos que hay TimeShift es de los mejores. Lo malo es que pretende no ser tan genérico, pero bueno, ese es otro cantar. Puede que le encontréis encanto si no habéis jugado a cientos de FPS como me pasa a mí.

3 comentarios :